Select Page

Toda la vida nos han dicho “Comparte” y si tenemos hijos seguramente se lo hemos recomendado a ellos, pero ya no es tan buena idea. Según los expertos epidemiólogos estas son algunos de los objetos que no debemos compartir:

Plumas

Trata de llevar siempre una pluma en tu bolso y solo úsala tú. No se trata de ser egoístas, sino de prevenir contagios innecesarios. Tampoco uses plumas que proporcionan en lugares públicos, pues muchas manos las han usado lo que significa una proliferación de bacterias y gérmenes.

Cubiertos y popotes

De entrada no es buena idea comer del plato de otro, aunque sea de nuestra propia familia, pues podría ser que alguno de nosotros estemos en la primera fase de una gripe y podemos contagiar a los demás. Cada quien su plato y por supuesto, cada quien sus cubiertos y popotes, pues la saliva puede transmitir bacterias y gérmenes.

Bandejas de comida rápida

Si hay algo realmente sucio, son estas bandejas. Te has dado cuenta cómo se limpian en los lugares de comida rápida: solo con un trapo húmedo y nada e jabón y agua. Muchos las usan y realmente no basta con que le pongan un papel para que encima vaya tu comida, están sucias y punto, así que mejor evítalas a toda costa.

Cosméticos y brochas

Compartir el maquillaje de los ojos podría provocar conjuntivitis, mientras que compartir los productos para los labios podría hacerte susceptible al herpes y al estreptococo, ¡evítalo!

El teléfono

Los teléfonos entran en contacto cercano con la cara y la boca, lo cual es parte de la razón por la que la pantalla de tu teléfono está mucho más sucia de lo que crees. Si es necesario compartir, coloca el teléfono en el altavoz, para que no haya contacto con la piel y la boca.

Auriculares

Aunque el cerumen es una protección auditiva natural, los auriculares atrapan las bacterias. Cualquier cerumen que se acumule en los auriculares atrapa y hace crecer las bacterias, lo que podría provocar infecciones. Limpia regularmente tus auriculares y coloque tu teléfono en el altavoz para compartir canciones con un amigo.

Toallas

Las toallas son un paraíso de las bacterias, ya que generalmente son húmedas y absorbentes, por lo que no debes compartirlas. Algunas bacterias pueden sobrevivir durante horas en superficies mojadas, y el hongo ama las toallas húmedas. Por otro lado, no ayuda que las personas no se laven adecuadamente las manos, pues al secarse pasan los gérmenes y bacterias a la toalla, y de la toalla a la siguiente persona que la use.

Si vas a tener invitados en casa, mejor pon toallas de papel en el baño y cuando solo se trata de tu familia, incúlcales el lavado adecuado de manos y cambia constantemente las toallas.

¿Qué otras cosas no hay que compartir? El rastrillo o las navajas para rasurar, las maquinitas para rasurar y por supuesto, los cepillos de dientes. Adoptemos mejores hábitos y cuidemos nuestra salud.

Fuente: Centers for Disease Control and Prevention (CDC).